Loading...

Entrevista a Antonio Jiménez

logo mahou san miguel

Director de Auditoría y Control Interno

5 empleados a cargo

2 hijas


¿Qué papel jugáis los directivos como ejemplo a vuestros empleados y a otros directivos para conseguir un mundo mejor?

Los directivos jugamos un papel esencial en la conciliación de nuestros equipos, pero no sólo como ejemplo, sino también como facilitadores. Yo no mido a mi equipo por el tiempo que pasan en la oficina porque considero que la compañía no necesita profesionales que estén pendientes de la hora a la que se marcha el jefe. Para mí es esencial que los profesionales de mi equipo cumplan los objetivos, y es cierto que les exijo un nivel muy alto de calidad pero, por otro lado, ellos son los que organizan su tiempo y sus recursos para conseguirlo. Conciliar es una responsabilidad de todos y en eso los directivos tenemos un papel fundamental, respetando la situación personal de cada uno y facilitándoles posibilidades de conciliación, independientemente de que sean hombres o mujeres o de que tengan o no hijos.

Tú, que “fuiste cocinero antes que fraile”, ¿crees que es más fácil conciliar siendo empleado o directivo? ¿Por qué?

Si lo ves desde el punto de vista individual, a mayor responsabilidad mayor tiempo de dedicación al trabajo. Sin embargo, la conciliación es una cuestión global, familiar, y en ese sentido somos como un equipo de trabajo. Nos repartimos tareas y responsabilidades.

¿Cuáles crees que son los principales frenos a la conciliación en un puesto directivo?

La mala gestión del tiempo es, en mi opinión, el mayor freno a la conciliación, pero es independiente de que seas directivo. Debemos ser más eficientes y abandonar muchas malas costumbres españolas en la gestión del tiempo, tales como reuniones que se alargan sin un objetivo concreto, perder el tiempo en tareas superfluas o en comidas interminables.

Al poner en marcha el proyecto #papiconcilia directivos alguien en tu empresa pensó en ti, supongo que porque eres un ejemplo a seguir en este sentido. ¿Qué consejos darías a otros padres directivos que no consiguen conciliar?

Las nuevas tecnologías juegan un papel importante en mi conciliación. Es cierto que ahora que tengo mayor responsabilidad, mi grado de dedicación a la compañía es mayor (más si cabe). Sin embargo, no creo que sea necesario renunciar a la vida familiar. Estoy constantemente conectado esté donde esté, así que es una cuestión de eficiencia, de organizarte. Se puede llegar a todo si te planificas.

¿En qué medida ser padre ha contribuido positivamente en el desempeño de tu carrera profesional?

Ser padre me ha dado una sensibilidad personal que posiblemente también ha influido en mi desempeño profesional, por ejemplo, dedicando más tiempo a escuchar a las personas. Ahora, aparte del trabajo, mis prioridades se llaman Nuria, Lucía y Olivia, así que intento ser mucho más eficiente en el trabajo, en mis reuniones, acorto el tiempo destinado a la comida… para, de esta manera, poder pasar más tiempo con ellas.

¿Quieres recibir información de #papiconcilia? Suscríbete a nuestra newsletter

contacto

Puedes contactar con nosotros vía mail o nuestras redes sociales

#mamiconcilia