Loading...

Un noruego en España

logo schibsted

Frode Nordseth

CEO

700 personas a cargo

25 años en un cargo directivo

3 hijos


Para empezar, creo que encontrar el equilibrio perfecto entre el trabajo y la vida familiar no es demasiado fácil y dudo que sea posible hallar a muchas personas que puedan decir con la mano en el corazón que han encontrado el balance perfecto. Siempre hay algo que se queda de lado, puesto que el día solo tiene 24 horas. Lo que yo veo tanto en mi propia vida como en la de mis compañeros de trabajo y amigos es que unas cosas se priorizan y otras se dejan un poco más de lado. Familia y trabajo van en primer lugar y después, si queda tiempo libre, se puede invertir en los amigos o en hobbies.

Yo soy de Noruega y a los escandinavos nos educan para priorizar a la familia y a los niños. Muchos escandinavos salen del trabajo temprano y cenan toda la familia juntos sobre las 5 de la tarde y, aún así, los países escandinavos ocupan las primeras posiciones en términos de productividad. En cambio, mi experiencia en España es que muchas personas pasan largas jornadas en la oficina y llegan a casa cuando ya es de noche. Para mí, pasar tiempo con los niños es la mejor terapia para relajarme y desconectar, lo que convierte estos momentos en importantes tanto para ellos como para mí.

¿Cómo trato de conciliar mi trabajo y mi vida personal de la mejor manera posible? Pongo el ejemplo de cómo es un día normal – si es que existen – en mi vida, cuando no estoy de viaje o tengo un compromiso después del trabajo.

Para empezar, si he estado de viaje, el día después de volver intento estar en casa y ayudar a preparar a los niños para ir al colegio. Me resulta muy gratificante estar con ellos por las mañanas, cuando me es posible. En caso contrario, salgo de casa para ir a trabajar poco después de las 8:00, cuando los niños ya están despiertos.

Al mediodía, a menos que tenga una comida de trabajo, nunca salgo fuera de la oficina para comer. Prefiero comer algo rápido, como una ensalada. En un día normal, intento salir de la oficina entre las 17:30 y las 18:00. Esto me permite llegar a casa con tiempo suficiente para poder cenar todos juntos entre las 18:30 y las 19:00.

Después de cenar, la rutina es ayudar a los niños con los deberes y darles algo de comer antes de que se vayan a la cama.

Cuando los niños ya están acostados, normalmente dedico entre una y tres horas a trabajar, ya sea poniéndome al día con el mail y preparando el trabajo para el día siguiente.

Para conciliar y no dejar que el trabajo ocupe todo mi tiempo, me he creado unas normas a seguir:

Siempre empiezo el día revisando mis mails y la agenda. También dedico algún momento, por ejemplo mientras me ducho o me tomo un café, para pensar en las cosas que tengo ese día en el trabajo.

Cuando no estoy de viaje ni tengo otros compromisos, intento salir del trabajo antes de las 18:00.

Los fines de semana intentamos hacer cosas en familia. Ir a dar un paseo, al parque, jugar al fútbol o jugar al golf con mi hijo.

Delego lo máximo posible y confío en los directivos para tomar decisiones.

En la medida de lo posible, intento combinar diferentes actividades. Por ejemplo, aprovecho el rato que dedico a pasear a los perros para realizar una llamada de trabajo, pensar en cuestiones complicadas o tomar decisiones.

La noche del viernes y los sábados y domingos por la mañana me prohibo trabajar. Si tengo que trabajar durante el fin de semana lo hago el sábado o el domingo por la noche, algunas veces acaban siendo ambos, y siempre después de que los niños se hayan acostado.

En cualquier caso, la regla más importante para mí es que el tiempo que paso con los niños se lo dedico el 100% a ellos y no pienso en el trabajo.

Lo más difícil es que algunas veces resulta realmente complicado desconectar y concentrarse totalmente en la familia. El teléfono móvil hace que sea muy fácil estar atado al trabajo y tu mail profesional está constantemente a pocos centímetros de ti. Es difícil no sucumbir a la tentación de echarle un vistazo o de contestar un mail durante el tiempo que estás dedicando a la familia.

¿Quieres recibir información de #papiconcilia? Suscríbete a nuestra newsletter

contacto

Puedes contactar con nosotros vía mail o nuestras redes sociales

#mamiconcilia